Tipos de acné y cómo identificarlo

0 Comentarios

Mist Jewel

Tipos de acné y cómo identificarlo

Existen varios tipos de acné que tu piel puede padecer, conoce cuales son los tipos que existen y cómo identificarlos. 

El acné es un trastorno de la piel que ocurre cuando los folículos pilosos se obstruyen con grasa y células de la piel muertas. Esta obstrucción causa la aparición de puntos blancos, puntos negros y granitos que causan dolor en la piel.

Suele afectar más a los adolescentes, pero también puede aparecer en personas adultas.

Existen tratamientos para el acné que pueden ayudar a desaparecer los rastros del acné, aunque algunas veces, el acné suele ser persistente.

Síntomas

Los signos del acné varían según la gravedad de la afección:

  • Puntos blancos (poros tapados cerrados)
  • Espinillas (poros abiertos tapados)
  • Irregularidades sensibles rojas y pequeñas (pápulas)
  • Granos (pústulas) que son pápulas con pus en la punta
  • Bultos grandes, sólidos y dolorosos debajo de la piel (nódulos)
  • Bultos dolorosos llenos de pus debajo de la piel (lesiones quísticas)

El acné suele aparecer en la cara, la frente, el pecho, la parte superior de la espalda y los hombros.

¿Qué tipo de acné existen? 

Los afectados por acné leve tienen solo unos cuantos puntos negros o blancos no inflamados o un número moderado de granitos levemente irritados. También pueden aparecer pústulas, que parecen pápulas con la parte superior amarilla. Los puntos negros aparecen como pequeños bultitos de color carne con el centro oscuro. Los puntos blancos tienen un aspecto similar, pero sin el centro oscuro. Las pápulas son un poco molestas y tienen un centro blanco rodeado por una pequeña zona de piel enrojecida.

Los afectados por acné moderado tienen más puntos negros, puntos blancos, granos y pústulas.

Las personas con acné grave tienen un gran número de puntos blancos y negros, pápulas y pústulas o acné quístico (profundo). En el acné quístico, los quistes son nódulos grandes, rojos, dolorosos y llenos de pus que pueden fusionarse bajo la piel y formar abscesos de mayor tamaño y supurantes.

El acné leve no suele dejar cicatrices. Sin embargo, apretar los granos o intentar abrirlos aumenta la inflamación y la profundidad de la lesión, y con ello es más probable la formación de cicatrices. Los quistes y los abscesos del acné grave se rompen a menudo y, después de su curación, normalmente dejan cicatrices. Las cicatrices pueden ser agujeros diminutos y profundos (cicatrices de punzón de hielo). Las cicatrices del acné duran toda la vida y en algunos casos suponen una fuente de problemas emocionales.

Fuente: Manual MSD versión para público general


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados