¿Cómo limpiar tus brochas de maquillaje?

0 Comentarios

Mist Jewel

¿Cómo limpiar tus brochas de maquillaje?

Las brochas son un elemento fundamental cuando se trata de maquillaje. Sin embargo, cuidarlas de la manera incorrecta puede causar que se dañen rápidamente. Se pueden llenar de bacterias si no se limpian periódicamente y su aplicación de maquillaje puede volverse menos uniforme. Si quieres saber cómo cuidar tus brochas apropiadamente, ¡sigue leyendo!

 

 

¿Cada cuánto deberías limpiar tus brochas?

 

          Se recomienda limpiar las brochas una vez a la semana para evitar la acumulación de producto y evitar el crecimiento de bacterias, aunque la frecuencia varía dependiendo del tipo de brocha. Las brochas que se utilizan para cremas (como labial, delineador y base de maquillaje) se deben lavar más frecuentemente, alrededor de tres veces a la semana con un limpiador a base de alcohol. Por el otro lado, las brochas que se utilizan para polvos (como rubor, polvo translúcido y contorno) se pueden lavar con un jabón suave o un champú

 

 

 

Cómo limpiar tus brochas:

 

  1. Moja las cerdas con agua tibia. Si estás limpiando brochas para cremas, recuerda usar un limpiador a base de alcohol antes de este paso.
  2. Pon un poco de limpiador (jabón suave o champú) en la palma de tu mano.
  3. Haz movimientos circulares con la brocha sobre el limpiador en la palma de tu mano, sin usar mucha fuerza para evitar daños en la brocha.
  4. Enjuaga las cerdas de la brocha usando tus dedos para moverlas un poco y asegurarte que el limpiador salga.
  5. Repite los pasos 3 y 4 hasta que el agua con la que enjuagues la brocha salga limpia.
  6. Usa una toalla seca para exprimir el exceso de agua en la brocha.
  7. Arregla la forma de la brocha para que quede en su forma inicial.
  8. Pon las brochas sobre una superficie plana, dejando que las cerdas queden colgando en el borde. Así evitas arruinar su forma.

 

 

 

Aunque no es necesario, existen ciertas herramientas que son útiles para limpiar brochas, como tapetes texturizados. Estas herramientas evitan que utilices tu mano para hacer los movimientos circulares, así que el limpiador se deposita allí en vez de la palma de tu mano.

 

 

¡Y eso es todo! Ya tienes el conocimiento necesario para limpiar tus brochas apropiadamente y prevenir que se arruinen rápidamente. Si todavía no tienes brochas, puedes empezar por un kit como este.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados